INICIO / Ser parte de un todo. Muestra de fin de cursos de los alumnos de artes plásticas de la Escuela de iniciación Artística No. 4

Ser parte de un todo. Muestra de fin de cursos de los alumnos de artes plásticas de la Escuela de iniciación Artística No. 4


En su texto Consideraciones sobre la educación artística, Rudolf Arnheim afirma que "ver implica pensar"1, cualidad sensitiva cuya naturaleza epistemológica radica en un acto tan básico como la observación. Sobre este punto, podríamos partir también de otra premisa que sería: "Ver implica reconocer". Y toda acción de reconocimiento radica en reafirmar de modo sensible lo ya conocido, o dicho de otro modo, "recaer (…) sobre un esquema previamente formado"2i de los objetos a percibir.


Todo el mundo reconoce un árbol, un perro o un automóvil, imágenes aprehendidas como conceptos desde la infancia. Y sobre lo cual se forma y se asimila "una imagen canónica de lo que (puede ser) un perro aplicable al conjunto de la especie"3 y no en relación al perro en particular, al igual que lo hacemos con el árbol y con el carro.


Lo anterior es identificable mediante el dibujo infantil de un coche, mismo que no obedecerá a la reproducción mecánica y naturalista del vehículo de papá o mamá, sino a la captación visual de la estructura básica de un automóvil como objeto genérico. Hecho que demuestra toda una proeza cognitiva, la de la apropiación conceptual del objeto 4 a la vez que desplaza todo ejercicio de reconocimiento formal para dar paso a otro tipo de mirada.


Sobre este último punto, John Dewey propone que la percepción remplace al reconocimiento en "un hecho de actividad reconstructiva", que puede entenderse como una contemplación activa donde el espectador, al igual que el artista, seleccione, simplifique, aclare, abrevie y condense de acuerdo a su interés, en "un acto total de abstracción que es la extracción de lo significativo".

De igual manera, retomando a Pulo Freire se puede decir que "existir, humanamente es "pronunciar" el mundo, es transformarlo, (ya que) el mundo pronunciado, a su vez, retorna problematizado a los sujetos pronunciantes, exigiendo de ellos un nuevo pronunciamiento."6 Por tanto, la premisa original sobre el supuesto "ver implica reconocer" puede remplazarse por el "ver implica percibir" pero sobre todo "indagar, interpretar y construir", condiciones fundamentales para la conformación de un aprendizaje dialógico, activo y cooperativo.


Los trabajos que se exponen en la presente muestra son producto de un proceso de síntesis EN DONDE LOS ALUMNOS DE ARTES PLÁSTICAS DE LA Escuela de Iniciación Artística No. 4 se pronuncian como herederos de un lenguaje que ahora inaugura nuevas posibilidades de diálogo. El que comienza con la mirada, continúa con la percepción del espacio, los materiales, la propiacorporalidad; y se diversifica con el acto creador congregando ideas y conceptos extraídos de su diaria formación, así como miradas e interpretaciones de los que hoy acudimos a percibirles.